Celebra cabildo su sexta sesión ordinaria

El H. Cabildo de Salvador Alvarado celebró este jueves su sexta sesión ordinaria en la que se tomaron acuerdos importantes en relación a la educación, seguridad pública, cultura, vía pública, bienes municipales, reglamentos y salud, con la finalidad de beneficiar a la población del municipio y tomar acciones que favorezcan al orden y la armonía.

El cuarto punto que se trató en la sesión fue sobre la petición que hiciera llegar el tesorero municipal José René Valenzuela Castro al H. Cabildo, en relación a la solicitud de la Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa Subsede Guamúchil para la exoneración del pago del impuesto predial, con la intención de que la institución pueda seguir con los trámites para regularizar su título de propiedad.

Sin embargo, dicha petición no pudo proceder ya que en el artículo 38 de la Ley de Hacienda del Estado de Sinaloa se estipula que solo los bienes inmuebles del dominio público de la federación, el estado y sus municipios están exentos del pago de predial, exceptuando los organismos descentralizados, por lo tanto la universidad está obligada a pagar.

Ante esta situación el alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez, propuso que del fondo destinado para el apoyo educativo  se pague por única vez el predial para que la Upes pueda hacer los trámites de su título, lo cual fue aceptado por unanimidad.

Posteriormente, se puso sobre la mesa la solicitud del asesor jurídico José Valentín López Angulo para que se otorgue la jubilación y pensión por retiro anticipado a 12 agentes adscritos a la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, como cumplimiento a la orden emitida por la sala regional zona norte del Tribunal Contencioso Administrativo del Estado de Sinaloa, propuesta que también fue votada a favor por todo el cabildo pues se trata de dar cumplimiento a una petición justa que por derecho les corresponde a los oficiales.

De la misma forma, el punto número seis fue la aprobación de la solicitud para que se creara el organismo público paramunicipal llamado “Instituto Municipal de Cultura Salvador Alvarado”, con la finalidad de que se pudiera inscribir en programas del orden federal y obtener recursos para su operación en la entidad, además con una doble finalidad, pues al aumentar su rango, el patronato del Carnaval estaría bajo su cargo y se podría trabajar durante todo el año y no solamente al acercarse las fiestas carnestolendas.

De igual manera se sometió a consideración la solicitud que hiciera la directora del Sistema DIF Municipal, Gabriela López Iribe para que el H. Cabildo autorizara la firma del convenio de colaboración y apoyo a programas institucionales,  el cual se celebra en coordinación con el Instituto Nacional de las Personal Adultas Mayores (INAPAM), propuesta que también fue favorecida por el voto de los regidores.

Cabe decir que a la orden del día, originalmente le fueron agregados dos puntos por sugerencia de los regidores Heriberto Sánchez y Otoniel González, respecto a los establecimientos comerciales que están colocados sobre la vía pública (en especial sobre conocido restaurante de mariscos y su situación) así como el plazo de tiempo que se les dio a propietarios de yonkes para que se movieran del casco urbano de la ciudad, respectivamente.

En lo que se refiere a los establecimientos en la vía pública, el alcalde propuso un nuevo acercamiento con los comerciantes para platicar sobre la importancia de acatar a la autoridad municipal que tiene como objetivo el reordenar la vía pública y trabajar en una cultura social en la ciudad, y no, el dejar sin trabajo a las personas.  Además, se propuso autorizar la venta de un terreno con un área de 95.44 metros cuadrados para que el establecimiento de mariscos pueda instalarse y despejar la vía pública en la que actualmente está establecido, lo cual fue complementado con la propuesta presentada por el regidor Heriberto Sánchez para que en un plazo de un mes ésta modificación esté concluida en el restaurante.

Asimismo, referente a los yonkes que están en el casco urbano de la ciudad, los regidores estuvieron de acuerdo en que representan un foco de insalubridad para la población, una mala imagen para la ciudad misma y un factor de riesgo por los incendios y accidentes que se pueden ocasionar en ellos, por lo que buscará un nuevo acercamiento de diálogo con los propietarios de los mismo pero con menos tolerancia en cuanto al tiempo que tendrán de plazo para ser reubicados en las periferias.

Eventualmente, ya concluidos los puntos estipulados en la orden del día que incluyeron los informes de labores del alcalde Carlo Mario Ortiz Sánchez y el de la síndica procuradora Rosario Díaz, se pasó a la información de comisiones, en el cual el edil Otoniel González solicitó que los dictámenes revisados de la administración anterior, en los que fueron detectadas algunas incongruencias y/o anomalías, fueran turnados a las comisiones pertinentes para su revisión más cuidadosa y determinada.

En respuesta a esta propuesta, se turnó a la comisión mixta de Obras Públicas y Hacienda  el dictamen que trata sobre la donación de un terreno del Ayuntamiento cuando originalmente se había solicitado de parte de un sindicato, que se otorgara en permuta. También a la comisión de Gobernación y Obras Públicas, se mandó el dictamen de la venta del callejón Angostura entre las calles Benito Juárez y Silverio Trueba.

Al finalizar, en el punto de Asuntos Generales, se les concedió el uso de la voz a un grupo de padres de familia que forman parte del Grupo Beta de Niños con Diabetes tipo I, IAP, el cual es originario de Guasave, Sinaloa, pero debido a que también atienden a pacientes de la ciudad de Guamúchil, solicitaron ante el H. Cabildo un espacio donde el grupo se pueda reunir y ofrecer información mediante conferencias sobre la enfermedad, así como el apoyo de la administración para la difusión de lo que el grupo hace por estas personas que padecen la enfermedad.

El presidente, ante la solicitud se mostró con la mejor disposición para ayudar, ofreciendo mediante la Coordinación de Comunicación Social el apoyo para la difusión que el Grupo Beta necesita, y se comprometió a analizar si el Ayuntamiento cuenta con  un espacio donde el grupo se pueda reunir para tal finalidad, o incluso buscar un terreno donde se pueda construir.

Asimismo, en el mismo punto, Carlo Mario Ortiz propuso que se atendiera el tema del corralón municipal y las unidades que están en él desde hace muchos años, pues son víctimas de rapiña, así como la creación de un reglamento de operación para el uso de  los espacios públicos, con la intención de que las nuevas obras que se están construyendo en la ciudad sean más respetadas y cuidadas de parte de la población alvaradense y de quienes vienen de fuera. Ambas propuestas fueron aceptadas por el H. Cabildo y turnadas a las comisiones de Gobernación, Hacienda y Obras Públicas, y a la comisión de Gobernación, respectivamente.

Otros de los temas tratados en Asuntos Generales, fue el propuesto por la síndica procuradora para que se implemente una sanción a quienes hagan uso de solares baldíos para hacer desmanes, por lo que se turnó a la comisión de Seguridad Pública para que a su vez revisara el reglamento del Bando de Policía y Gobierno.

También, el edil Samuel López Angulo puso sobre la mesa la preocupación de algunas comunidades cercanas al basurón municipal por los meses que se aproximan de calor, y la contaminación que este lugar genera, así como la contaminación con agroquímicos y la situación con el relleno sanitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salvador Alvarado 2017 @ INSTAGRAM