Carlo Mario Ortiz Sánchez, presidente municipal de Salvador Alvarado

Nació el 14 de abril de 1974, fue el segundo de cinco hijos del feliz matrimonio de Guadalupe Sánchez y Ernesto Ortiz López, quienes siempre lo llenaron de amor, le inculcaron valores y lo formaron como un ser humano que sirviera al prójimo.

Su infancia fue como la de cualquier niño, llena de alegría, sueños y metas, las cuales fue cumpliendo poco a poco con el paso de los años, siendo la primera de ellas, la culminación de sus estudios universitarios convirtiéndose en Ingeniero Civil.

En el transcurso de su juventud fue enamorándose de la política y se unió como miembro del partido Revolucionario Institucional en el año 1992, a sus 18 años, donde tuvo varios cargos como consejero Municipal de Salvador Alvarado, activista en campañas electorales desde 1992 a la fecha, secretario particular del coordinador de asesores del secretario particular del candidato a la presidencia de la república en el año 2000.

Esto lo llevó a ser candidato suplente a Diputado Federal en el proceso electoral del 2000 y candidato suplente a regidor por el proceso electoral en el año 2007.

Años más tarde conoció a quien fuera el amor de su vida, Pier Angely Camacho de Ortiz, con quien contrajo matrimonio y procreó tres hermosos hijos, Carlo Mario, Santiago y Marco, por quienes siempre luchó para darles lo mejor y fueron su motivación para convertirse en director general y accionista de la Compañía y Constructora Sánchez y Ortiz.

Su visión y perseverancia por crecer en la política continuó dando frutos, ya que ocupó cargos políticos como Subsecretario de Supervisión y Control, en la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas en gobierno del estado, durante el periodo 2011 a 2013.

También Subsecretario de Programación y Contratos de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, en el gobierno del estado de Sinaloa, del 2013 a 2016.

Gracias a su lucha y trabajo incansable cumplió el sueño de su padre de ser presidente municipal, y en el 2017 logró ser candidato a la alcaldía de Salvador Alvarado, y ganó de manera contundente las elecciones, marcando historia como nadie antes, por ser el presidente más joven; se ganó el corazón de la ciudadanía logrando ser el primer alvaradense en reelegirse como alcalde, y esta vez, encabezando la administración municipal en el año 2018 al 2020.

En esta labor al frente del municipio concluyó grandes proyectos como darle otra imagen a la ciudad con pavimentaciones, llevar el servicio de agua potable a comunidades que tenían años sin ese servicio, levantando bandera blanca en cobertura, apoyó de manera desmedida a la educación, al deporte, puso a la tierra de Pedro Infante en un marco turístico, construyó la emblemática calle Ferrocarril, entre incontables obras más.

Carlo Mario fue un alcalde que siempre siguió su línea de ser cercano, apoyar y atender a la gente, y tanto fue su pasión por velar por el prójimo que desde que inició la pandemia del Covid-19 nunca dejó de trabajar, y personalmente entregó despensas a las familias necesitadas, apoyó con medicamentos, tratamientos clínicos, hospitalizaciones e incluso, de manera particular, hizo aportaciones económicas a quienes lo necesitaban.

Su fuerza y ganas de trabajar por un municipio mejor eran tan grandes, que hasta sus últimos días estuvo trabajando y atendiendo a la sociedad las 24 horas, los 7 días a la semana, aún y con el riesgo que sus condiciones de salud implicaban, ya que tenía un transplante de riñón, lo que lo colocaba entre el grupo vulnerable a esta enfermedad, siempre estuvo al pendiente de su gente.

El 14 de septiembre, anunció en sus redes sociales la confirmación de su contagio de Covid-19, y aunque en todo momento estuvo atento del funcionamiento de su administración, por desgracia su salud fue deteriorando hasta que partió, convirtiéndose en un ángel para su familia, sus amigos, compañeros de trabajo y todo el pueblo de este próspero municipio.

Carlo Mario Ortiz fue uno de los alcaldes que más trabajó y luchó contra esta pandemia, sin embargo, por ironías de la vida, este mismo virus provocó su muerte, dejando un vacío que nadie podrá llenar en el corazón de todo aquel que lo conocía, y del que ayudó sin interés alguno.

El 7 de octubre de 2020 será una fecha que quedará marcada en la historia del municipio de Salvador Alvarado, porque perdió al mejor presidente que ha tenido, a un gran ciudadano, a un gran amigo, hijo, esposo y sobretodo padre.

Al presidente le sobreviven su esposa, Pier Angely Camacho, sus tres hijos, y su mamá, la señora Lupita Sánchez.

Por siempre en nuestros corazones, descanse en paz, Ing. Carlo Mario Ortiz Sánchez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salvador Alvarado 2019 @ INSTAGRAM